Zapatos escolares: una decisión importante para cuidar la salud de sus pequeños

  • Se recomienda adquirir un calzado con materiales naturales como el cuero, que permite la transpiración, evita la sudoración excesiva y el mal olor.

  • Lo apropiado es usar un calzado con un tacón que brinde un soporte confortable al pie.

  • Los zapatos deben probarse con calcetines y el estudiante debe ponerse de pie para que cargue y pruebe su peso sobre ambos pies.

La escogencia de los zapatos de escuela y colegio para los estudiantes de la casa es, para muchos padres, un tema meramente estético. Pero la verdad es que los zapatos pueden influir (para bien o para mal) en la salud de los jóvenes, por lo que hay que escogerlos con cuidado y conociendo algo acerca de esta materia.

Yahonis Chaves, directora de diseño y mercadeo de la marca de zapatos Koala, es clara en que un buen calzado debe adaptarse tanto al largo como al ancho del pie, lo cual ayudará a evitar lesiones y deformidades en los pies.

“El calzado cumple dos funciones. La primera se refiere a la protección que le da al pie al tener contacto con el suelo y, la segunda, el apoyo o soporte para mantener una postura adecuada. Pero, cuando tiene un uso inadecuado, puede tener consecuencias negativas e irreversibles en la marcha, o bien, en la adquisición de malas posturas”, detalla Chaves.

CUERO: CONFORT Y CONFIANZA

La especialista recomienda los materiales naturales como el cuero, ya que este tiene beneficios como que es un material flexible, elástico, permite la circulación del aire y mantiene el pie fresco, previniéndolos de bacterias y hongos.

También, el calzado de cuero tiene otros valores agregados como que es duradero (es una inversión que rinde a largo plazo), son fáciles de reparar, el cuero siempre está a la moda y, gracias a su elasticidad, el rango de movimiento es mayor y pueden sentirse como una segunda piel.

Chaves añade: “la parte anatómica también es fundamental, ya que el calzado debe ajustarse cómodamente a los pies. Un detalle importante es que debe haber un espacio entre 0.5 centímetros y 1 centímetro entre el dedo más largo y el calzado; el pie se acomodará dependiente de la horma, pero hay que evitar que el dedo roce el zapato”.

Finalmente, si decide agregar una plantilla adicional al zapato, tome en cuenta que puede influir en el calce por lo que lo más apropiado es que la pruebe dando algunos pasos. También es necesario contar con un calzado adecuado para cada ocasión, y no pretender que el calzado para la escuela o colegio aplique para todas las actividades, por ejemplo, las deportivas.

¡TOME NOTA Y DE PASOS SEGUROS!  

Otras recomendaciones a la hora de comprar zapatos escolares y colegiales son:

  • Siempre consultar si es cuero o sintético. Los cueros más recomendados son: liso, graso o nubuk. Es muy común que se hable del “tecno cuero”, pero este material es sintético y no tiene las propiedades del cuero original.

  • Conozca la medida en centímetros de los pies de los niños y jóvenes para compararla con la talla del calzado.

  • Pruebe el calce de ambos pies. No se limite a hacerlo con un solo pie.

  • Revise las costuras que trae el calzado por dentro (para el confort) y por fuera para la durabilidad.

  • Pregunte por el tipo de plantilla. Eva, latex o espuma que son las sugeridas. Deben estar unidas con costura o con pegamento.

  • El calzado con ojetes le ayudará a deslizar los cordones; mientras, sin ojetes le dará mayor ajuste.

  • Consulte sobre el cuidado correcto de la piel del zapato para cuidar su inversión.

Fuente: Yahonis Chaves, directora de diseño y mercadeo de Koala.



Marta AguilarComment