Alimentación clave para combatir la celulitis

  • Comer frutas y vegetales es importante para evitar este problema.

  • Realice siempre ejercicio y manténgase hidratado.

1-6.jpg

La celulitis es una de las mayores preocupaciones de las mujeres, muchas lo ven como un tema estético, sin embargo, en ocasiones está ligado a problemas en el organismo, a la rutina diaria, a la dieta y a la genética, por lo que es importante poner atención y tratarla a tiempo.

Pero ¿cómo se forma en nuestro cuerpo? La nutricionista Melania Cevo nos explica, “cuando hay una acumulación de toxinas ambientales superior a lo que el cuerpo puede eliminar, se acumulan en el tejido adiposo periférico para poder proteger órganos vitales del cuerpo, cuando esto sucede se mueven las capas de adipocitos (células de grasa) creando distensión de las células, que al final es lo que podemos ver como celulitis”.

Cevo, también comentó que adoptar una alimentación sana es esencial para mantenerse bien y estar en forma, pero también para eliminar la celulitis. Recordemos que esta es una de muchas formas donde se puede observar desequilibrio.

Consultas Nutrición expone algunos factores que pueden incidir en la aparición de la celulitis:

Alimentación: mucha de la comida empacada contiene aditivos y preservantes, que, aunque no son tóxicos, son productos no naturales que deben ser depurados por el cuerpo, y si estos se almacenan hacen que el sistema linfático se congestione. 

Deshidratación: Una adecuada ingesta de agua es esencial para eliminar los ácidos y las toxinas que podrían ser la raíz, la deshidratación también puede causar estancamiento en el sistema linfático.

Ejercicio excesivo: Si usted hace ejercicio de forma intensa su requerimiento de agua y de minerales aumenta significativamente. Si no se cubre nuevamente el cuerpo no tendrá la misma capacidad de neutralizar el ácido láctico que se produce durante ejercicio. 

Estilo de vida sedentario:  Lalinfa es descrita como un sistema secundario de circulación, sin embargo, el sistema circulatorio es propulsado por los latidos cardiacos, mientras que la linfa es movilizada por gradientes en la presión establecida por la contracción muscular. Cuando una persona no es activa se acumula y estanca.

¿Qué hacer?

Reduzca o elimine en la medida de lo posible:

Los paquetes, galletas, enlatados, conservas, golosinas, helados, chips, las frituras, la comida rápida, el cerdo, los embutidos, quesos maduros, ajinomoto sopas de paquete, consomés, sazonadores, blanqueadores, gaseosas, sustitutos de azúcar sintéticos, alcohol y bebidas etílicas, en especial los cocteles. 

¿Qué consumir para evitarlo?

Busque muchas frutas y vegetales de colores fuertes: moras, tomate, arandanos, guanabana, cebolla, ajo, brócoli, hojas espinaca, remolacha, zanahoria, berenjena, alcachofas, rábanos, espárragos, sal rosada del Himalaya. 

Recuerde que una dieta saludable no implica dejar de comer todo tipo de productos, sino aprender a consumirlos de forma adecuada y en las porciones recomendadas por su nutricionista. Para más información puede visitar el Facebook: ConsultasNutricionCostaRica, llamar a los teléfonos 7209-7626 / 8387-9685 / 8837-5398. Oficinas en San José, San Joaquín de Heredia y Alajuela y visitas a domicilio.