Primeros negocios gastronómicos reciben importante certificación

1-1.jpg

A partir de este momento, los consumidores cuentan con la posibilidad de seleccionar entre los primeros establecimientos gastronómicos certificados con normas que garantizan adecuados servicios de alimentación al público. 

Mediante el certificado CSC, los consumidores pueden tener total tranquilidad de un consumo seguro para su salud, el logro se respalda con un servicio de inspección para la verificación del reglamento 37308-S, realizado por un organismo de inspección que cumple la norma ISO 17020, y asegura su capacidad técnica e imparcialidad, con personal calificado, equipos de medición y está acreditado ante el Ente Costarricense de Acreditación (ECA).

Es importante conocer que en el año 2013 el Ministerio de Salud, emitió ese Reglamento 37308-S, para el Sector de Servicios de Alimentación al Público (SAP), como restaurantes, comedores institucionales, servicios de catering, servicios exprés y ferias temporales, con el objetivo de regular las condiciones sanitarias y requisitos de infraestructura que deben cumplir los establecimientos con servicios de alimentación al público,  establecer las medidas que se deben implementar para la higiene, manipulación y preparación de los alimentos; de esa manera prevenir la contaminación.

El certificado y el informe de inspección CSC viene a fortalecer dicho reglamento y a garantizar el cumplimiento de la normativa. Este certificado tiene una vigencia de 12 meses, es realizado por profesionales en Tecnología de Alimentos y Nutrición.

Si el establecimiento cuenta con un certificado Excelente o Bueno, puede solicitar en el transcurso de 12 meses después de la inspección una nueva reinspección para mejorar la categoría Excepcional del certificado CSC.

La empresa encargada de la certificación es Chaso del Valle S.A., un Organismo de Inspección acreditado ante el Ente Costarricense de Acreditación (ECA), con alcance en el reglamento 37308-S.

Las inspecciones y los certificados CSC cumplen con la Ley N° 8279 (Sistema Nacional de la Calidad) y con la norma INTE-ISO/IEC 17020 por lo tanto tienen reconocimiento nacional e internacional en materia jurídica.

Francisco Soto, director de la empresa Chaso del Valle, explicó que el mercado de servicios de alimentación al público ha evolucionado, hay mayor conocimiento del consumidor por lo tanto una mayor exigencia en calidad, cada día más consumidores nacionales como extranjeros visitan establecimientos gastronómicos lo que obliga al sector de alimentos y bebidas a garantizar alimentos seguros.

Chaso del Valle S.A., se acreditó como organismo de inspección ISO 17020, con el fin de evaluar la higiene y manipulación de los servicios de alimentos que voluntariamente los solicitan para distinguirse ante el consumidor. “El servicio de inspección facilitará al Ministerio de Salud verificar los establecimientos, ya que los que obtengan el certificado CSC pueden demostrar que cumplen el reglamento 37308-S. Además, el certificado tiene reconcomiendo nacional e internacional”, indicó Soto.

De acuerdo con el Dr. Denis Angulo, Viceministro de salud, cada año en el mundo mueren 2 millones de personas a causa enfermedades por transmisión de alimentos contaminados, lo que constituye un gran peligro para la salud, de acuerdo con informes de la OMS.

“La inocuidad de los alimentos es un tema salud pública, en Costa Rica se reportan 312 mil episodios de diarrea atendidos por año, de los que en promedio al año mueren 75, siendo niños menores de 5 años y adultos mayores los más vulnerables”, comentó el Dr. Angulo.

La ley general de salud faculta al Ministerio de salud a emprender acciones que van desde registro de alimentos hasta el control e inspección de la industria, según el Dr. Angulo, desde este marco legal se derivan una serie de normas que deben cumplir los servicios de alimentación al público del país.

“Cada acción sectorial suma y por ende el Ministerio de salud apoya toda iniciativa, esfuerzo y sector comercial en los procesos para la inocuidad de los alimentos, la acreditación que tuvo CHASO por parte del ECA asegura la capacidad técnica e imparcialidad de la empresa para el cumplimiento de las normativas, CSC  representa un esfuerzo más para el cumplimiento, sin embargo no sustituye la normativa del ministerio, por lo tanto se insta a los órganos y entes del sector público y privado a fortalecer los mecanismos de coordinación para promover e impulsar procesos en las mejoras de la calidad y así lograr una aplicación efectiva de la normativa nacional”, explicó el Viceministro de salud.

Los primeros establecimientos gastronómicos certificados son 23, entre los que se aprecian restaurantes, restaurantes de cadena, franquicias, escuelas gastronómicas, restaurantes de hotel:

Limoncello, Cinépolis Lincoln, Grano de Oro, Quiznos Paseo Colón, Cinnabon, Raven, Spoon Escazú Village, Chancay Escazú, Chef Lore, PF Changs Heredia y Escazú, ASOBAXTER, Chilis Curridabat, Guatil, Danoi Pinares, Parrillada Uruguaya, Antojitos San Pedro, Rostipollos Sabana, Balmoral, JR Ribs, Slim Box, Sabores, Eventos del Sol