Back to All Events

Juguemos en el bosque invita a revisar la construcción de la femineidad

  • La obra resultó ganadora del programa Jóvenes Produciendo.

  • Se estrenará el 22 de agosto en el Teatro Universitario y tendrá una temporada hasta el 15 de setiembre.

  • Las funciones serán de jueves a sábado a las 7pm y los domingos a las 6pm en el Teatro Universitario en San Pedro de Montes de Oca.

El Teatro Universitario de la Universidad de Costa Rica continúa con su temporada y presenta JUGUEMOS EN EL BOSQUE, una creación colectiva dirigida por Elvia Amador en la que cuatro actrices cuentan y representan diferentes relatos que surgen a partir de la pregunta de cómo viven ellas su “mujerilidad”, o ¿qué es para ellas ser mujer? 

Para Amador la obra sugiere un tránsito por algunos lugares o conceptos comunes en las mujeres del elenco como la herencia, las heridas, el miedo, el poder, la máscara, la religión, las leyendas, la maternidad, la sororidad, la esperanza y otros. 

A partir de relatos como la caperucita roja, la patita, la llorona y la huesera, y de figuras de la infancia como los títeres, las muñecas, las mascaradas, las abuelas cuentacuentos o los patitos de goma, la puesta en escena le propone al público un lugar activo de juego con su propia memoria, un encuentro simbólico con sus experiencias de vida. 

Proceso de creación

Juguemos en el bosque es una creación colectiva que resulta en un texto y una puesta en escena que se constituyeron simultáneamente abordando desde la cuentística y el ritual teatral el tema de la construcción de la femineidad desde la tradición; valorando el fenómeno de la herencia en la transformación social.

De la mano de Amador, las estudiantes y actrices Lucía Alvarado Montoya, Pamela Alfaro 

Kathleen Muñóz Delgado y Fernanda Calvo González compartieron sus experiencias que fueron base importante para la creación. 

No solamente las actrices/creadoras forman parte del proceso creativo, lo hacen también estudiantes de la Escuela de Artes Dramáticas en las áreas de diseño escenotécnico y realización. 

Partimos de la premisa de que los grupos humanos trabajan a partir de su deseo y los equipos artísticos a partir de su necesidad creativa. Así cada uno y cada una aporta desde un lugar que escogió y que le llama la atención como para incursionar en este campo. En muchos casos los y las jóvenes han tenido experiencias previas y esta es una oportunidad para demostrar su nivel profesional o poner a prueba los límites de sus conocimientos obtenidos en la Escuela de Artes Dramáticas, indicó la directora.

A nivel conceptual, el proceso creativo tuvo diversas fuentes de inspiración, tal es el caso del trabajo de la Dra. Clarissa Pinkola quien propone rescatar los cuentos y relatos familiares para analizar los procesos de construcción de las identidades de la mujer. Para la directora este abordaje y los valores humanistas de la universidad, fueron los puntos de partida para decidir enfrentar el contexto socio político con una propuesta teatral, así como la urgencia por exponer el punto de vista de las creadoras acerca de la construcción del concepto “mujer”.

A raíz del momento complejo que vive el mundo de cuestionamientos y luchas por la paridad y equidad de género, se erige esta propuesta. La obra procura desmitificar al Lobo como culpable de la percepción del mundo de Caperucita, es decir plantea la comprensión de la femineidad como construcción individual en el complejo contexto moderno, donde parece a veces más importante abrir una cacería de brujas que enfrentar la base del problema, anotó Amador.

Consideramos que la obra puede ser útil como sensibilización del fenómeno social, de lucha feminista por el respeto y la paridad, poniendo en perspectiva a la comunidad costarricense desde un ángulo novedoso, con un alto nivel de empatía por cuanto el lenguaje que utiliza es cálido y accesible para todos los estratos sociales (el cuento, el teatro, los títeres, la danza folclórica) , ya que el texto juega con elementos familiares y referentes comunes para los y las costarricenses, explicó.

Participantes

Estudiantes de tercer año de la Escuela de Artes Dramáticas conforman el grueso del equipo creativo, sin embargo, otros estudiantes de otros niveles se acercaron al equipo e hicerion su aporte. Según la directora las sinergias que este tipo de procesos abiertos y colectivos generan pueden ser muy provechosas, tanto para la Escuela como para el desarrollo formativo de los y las jóvenes produciendo. 

El equipo está compuesto por Lucía Alvarado Montoya, Pamela Alfaro, Kathleen Muñóz Delgado, Fernanda Calvo González, Susan Vargas Chacón, Sandra Campos, Erick Meza, Luis Ernesto Solís Badilla, Angélica Zamora Montero, Adrián Campos Sandí, Francella Lizano Vargas, Yingry Rodríguez Jiménez, Natalia Romero y Elvia Amador Rojas.

JUGUEMOS EN EL BOSQUE

Creación colectiva de Lucía Alvarado, Pamela Alfaro, Kathleen Muñóz, Fernanda Calvo

Dramaturgista y dirección escénica Elvia Amador

Del 22 de agosto al 15 de setiembre

De jueves a sábado a las 7pm y domingos a las 6pm

Más detalles y eservaciones en http://teatro.ucr.ac.cr/node/856

Costo: 6000 colones para público general y 4000 colones para ciudadanos de oro y estudiantes con carné.

Evento en facebook: https://www.facebook.com/events/410858966214416/