Diferenciación en productos con valor agregado de rambután y bambú abre oportunidades en mercados internacionales

  • Estados Unidos y Japón se perfilan con potencial para estos bienes.

Apostar por el desarrollo de productos con valor agregado de rambután y bambú mediante la diferenciación en términos de envases, ingredientes naturales, certificaciones, uso de propiedades nutricionales y medicinales o procesos productivos amigables con el ambiente, le permitiría a Costa Rica posicionarse en mercados internacionales sofisticados, donde otros competidores tienen presencia. Este hallazgo se desprende del reciente estudio presentado por la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER).

El estudio, “Evaluación de opciones de valor agregado para rambután y bambú”, indicó que Estados Unidos y Japón se perfilan como mercados con potencial para estos productos, principalmente EEUU por su cercanía, tendencias de consumo y apertura a estos nuevos productos. Japón, por su parte, es un mercado con un gran consumo de los productos a base de bambú, sin embargo, dispone de altos estándares a los cuales Costa Rica podría aspirar a cumplir, principalmente para la verificación de la calidad, especialmente en la industria alimentaria.

Para Marta Esquivel, Directora de Inteligencia Comercial de PROCOMER, “el potencial para la industrialización de estos dos productos es amplio, y las alianzas público-privadas son fundamentales para llevar a cabo este desarrollo que puede beneficiar principalmente a las diferentes regiones fuera de la GAM”.

En relación con el tema de las alianzas público-privadas, justamente para apoyar esa prospección de nuevos productos en zonas rurales y costeras, nació el programa Descubre, impulsado por el Ministerio de Comercio Exterior (COMEX), PROCOMER y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con el apoyo de Banca para el Desarrollo (SBD), la academia y el sector privado. Este programa tiene como objetivo incrementar la productividad de la agricultura y la pesca mediante un proceso constante de descubrimiento de productos y mercados, así como la superación de barreras y eliminación de cuellos de botella.

Descubre consta de cuatro plataformas:

  • Prospección: identifica las nuevas actividades y oportunidades comerciales.

  • Proyectos: una vez identificadas las actividades, se asigna un grupo de trabajo que determine cuellos de botella y establece hojas de ruta.

  • Inversión: se promueve el aumento de flujos de inversión a las zonas rurales, aprovechando experiencia de CINDE y PROCOMER en la atracción de inversión y generación de encadenamientos.

  • Innovación: coordina el ecosistema de innovación agrícola del país para priorizar la investigación sobre actividades incipientes.


Para más información, los interesados pueden escribir al correo descubre@comex.go.cr.

Productos con valor agregado a base de rambután


Entre 2014 y 2018, el 97% de los bienes derivados del rambután fueron los alimentos procesados y el restante 3% en productos para el cuidado de la salud, cuidado personal y belleza. En los lanzamientos de los productos destacan países asiáticos como Tailandia e Indonesia. En cuanto a la industria alimentaria, se comercializa principalmente el rambután en almíbar que se caracteriza por bajos precios y poco nivel de diferenciación entre marcas. En otros productos como snacks y bebidas, se apuesta por los ingredientes naturales y por el mercadeo de las propiedades nutricionales del rambután, elementos que son potencializados también en los productos para cuidado de salud, cuidado personal y belleza.

En Costa Rica, se han realizado investigaciones y proyectos en la búsqueda de la obtención de productos con valor agregado con rambután como lo son los deshidratados, jugos, mermeladas, toppings o suplementos alimenticios y el desarrollo de materiales promisorios para obtener fruta de calidad estandarizada.

Productos con valor agregado a base de bambú

En el mismo periodo de 2014 – 2018, destacaron los alimentos procesados a base de bambú como los brotes con combinaciones de sabores en un 69%, productos de cuidado personal y belleza en un 20% y bienes domésticos como artículos para el hogar en un 6%. En el caso del uso de bambú en muebles, destacan las tecnologías laminares y en construcción con enfoque en la arquitectura sostenible y en diseños enfocados en la serenidad. Otros productos incluyen bicicletas, pajillas, ropa, calzado, etc., donde la conciencia ecológica y la sostenibilidad son los principales factores que fomentan la innovación.

Contexto mundial

Las importaciones mundiales de bambú y subproductos alcanzaron los $1.441 millones en 2018. Losprincipales importadores fueron EEUU (19%) y Japón (17%). En productos destacaron los brotes de bambú (17%, más de la mitad importado por Japón) y los muebles de bambú o ratán (EEUU tiene la principal cuota de participación con un 14%).En relación con el rambután, en 2017 Guatemala y Tailandia fueron los principales proveedores mundiales, quienes exportaron alrededor de $5.4 millones cada uno. Guatemala destinó el 89% de sus exportaciones a EEUU, mientras que Tailandia envió el 34% a Vietnam.Tanto el bambú como el rambután tienen excelentes propiedades nutritivas y medicinales. Estos productos pueden ser comercializados para su consumo fresco, bienes intermedios o bienes finales (mayor valor agregado), como ingrediente para alimentos procesados, productos para el cuidado personal, de la salud y belleza, etc.