Nueva plataforma costarricense redefine el e-commerce en el país

  • Con un sencillo proceso de inscripción y un bajo costo, Oliba busca impulsar emprendedores y PYMES que venden a través de internet. 

Vender productos en redes sociales y cobrar servicios a través de Internet ahora es más sencillo y eficiente, con la entrada al mercado de Oliba, una plataforma de pago electrónico desarrollada por costarricenses a la medida de las necesidades del mercado local.

Tradicionalmente, si una empresa o marca quería vender sus productos online, debía hacer una alta inversión en el desarrollo de un sitio web, con carrito de compras y sistema de cobro por tarjetas de débito y crédito. Ahora Oliba ofrece un proceso de inscripción muy sencillo y rápido, en solo 9 días la empresa puede tener su cuenta funcionando y sin necesidad de trasladarse, pues todo se hace por Internet. 

Pietro Sudasassi co-director de Oliba, explica que “esta alternativa se enmarca en la tendencia de facilitarle al usuario final el proceso de pago, para que pueda hacer compras en Internet de forma segura y sin la complejidad de tener que registrar un perfil, hacer las compras por una plataforma bancaria, o bien, la introducción de múltiples datos como la dirección física del comprador, teléfonos y establecer nombres de usuario y contraseñas”. 

Con una inversión cercana a los $220 mil, Sudasassi junto a Javier Madrigal, han logrado desarrollar una solución escalable de acuerdo al tamaño de cada empresa y sus necesidades, así como un procedimiento muy sencillo para inscribirse y utilizarla. 

Madrigal agrega que “debemos recordar que la venta en línea es cualquier transacción que se haga por internet, esto incluye las ventas que se generen por Whatsapp, Facebook o Instagram. Generalmente, encontramos PYMES que promocionan sus productos pero el método de pago es una transferencia bancaria o un encuentro para recibir el efectivo, y esto puede afectar la posibilidad de cerrar la venta, porque se vuelve muy lento el cobro, y consume más cantidad de tiempo al vendedor y al cliente”.  

¿Cómo funciona? 

La empresa o vendedor debe crear un perfil para afiliarse al servicio de Oliba Pay. La configuración inicial tiene un costo único de $99, luego se elige un plan mensual que va desde los $20 a los $45, dependiendo del tamaño y las necesidades de cada uno. 

Cuando tiene un prospecto interesado en comprar su producto, el vendedor ingresa los datos del cliente y el pedido a su cuenta, al completarlos se genera un link que es enviado al cliente para que verifique la información del pedido, agregue por él mismo los datos de la tarjeta y efectúe el pago. Este link se envía de forma sencilla por Whatsapp, Facebook Messenger o cualquier canal que se esté usando. 

El cobro del producto o servicio solicitado es 100% digital y se puede realizar con cualquier tarjeta de crédito o débito Visa o MasterCard. Al finalizar el proceso, se genera un recibo que funciona como voucher, que se le envía automáticamente al usuario como comprobante de la compra. 

¿A quienes va dirigido? 

Oliba es una herramienta ideal para PYMES que promocionan sus productos a través de Internet o redes sociales, que quieran hacer más rápido, eficiente y barato el proceso de cobro a sus clientes. Sin embargo, la plataforma también puede ser una herramienta útil para trabajadores independientes o emprendedores, que quieran darle la facilidad a sus clientes de pagarles servicios con tarjeta de débito o crédito. 

Crear una plataforma de pago era hasta hace un tiempo una meta poco probable para un emprendimiento de bajo presupuesto, los costos asociados a la programación, el desarrollo de las bases de datos, los permisos y los requerimientos para recibir pagos online suman miles de dólares y dificultan el comercio electrónico para una PYME. Con Oliba las empresas reciben la herramienta para gestionar las ventas en línea junto con el procesamiento del pago en un solo lugar

“En este momento hay alrededor de 30 mil empresas inscritas en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), es un mercado amplio del cual un alto porcentaje se dedican a vender productos, y sabemos que pronto no será opcional tener presencia digital y facilidades de compra online, por eso Oliba busca ser un aliado en el proceso de digitalización de los negocios, para que sigan a la vanguardia de las tendencias mundiales”, explica Sudasassi. 

Por su parte, Madrigal valora que los consumidores costarricenses ya han ganado confianza en las transacciones por Internet, dado que ha aumentado el consumo de productos y servicios internacionales a través de Amazon, Netflix o Spotify. “Esto es un proceso de culturización que continuará y poco a poco se convertirá en parte de nuestra cotidianidad, es el futuro y nadie escapará de estas tendencias”, concluye el emprendedor. 

Oliba inició sus operaciones este 2019 y planea consolidarse en el país en los próximos cinco años, tomando en cuenta la posibilidad de crecimiento a otras naciones centroamericanas, iniciando por Panamá. 

¿Qué ventajas tiene sobre el e-commerce tradicional? 

  • No es necesario tener un sitio web con “carrito de compra” y sistema de pago. 

  • El costo de afiliación se paga una única vez. 

  • Los planes mensuales tienen precios muy accesibles y son escalables según la necesidad de cada cliente.

  • Es rápido y eficiente, las transacciones se pueden hacer en minutos. 

  • Cuando se maneja un volumen de ventas alto, ahorra tiempo a los clientes y agiliza el proceso de cobro,  ya que sustituye las transferencias bancarias.

  • El proceso de afiliación es sencillo, se completa en tan solo 9 días y se hace todo online. 

  • Permite hacer cobros internacionales con la misma facilidad que se hacen a nivel local. 

  • Elimina la burocracia y papeleos innecesarios.

Para explorar Oliba, ingrese a https://olibapay.com/