Vanity Spa: Emprendimiento costarricense que lleva salud y bienestar

  • Vanity Estética y Spa nació en una de las habitaciones de la casa de su propietaria Lis Pérez, y ha crecido hasta consolidarse como uno de los spas más reconocidos de Heredia.

  • Este centro de estética y bienestar cumplió en marzo de este 2019 su primer año en el mercado nacional.

Tras graduarse como esteticista y masajista profesional y laborar por varios años para otros centros de estética y spa en el país, Lis Pérez, una emprendedora de la provincia de Heredia, decidió que era hora de abrir su negocio propio: Vanity Estética y Spa, el cual busca hacer mucho más accesible para todas las mujeres la salud y el bienestar que generan los tratamientos de masajes.

“Nuestro Spa nació como parte de un emprendimiento personal que venía pensando desde hace algún tiempo. El nacimiento de mi hijo fue el elemento que me impulsó definitivamente a concretar mi negocio y a trabajar de forma independiente con la idea de disfrutar de forma más cercana esta etapa de mamá”, comentó Pérez.

Agregó que, en sus inicios, el local estaba ubicado en una de las habitaciones de su propia casa, la cual adaptó con todos los implementos necesarios para una sala de masajes y spa. Ahora, su negocio se encuentra ubicado en San Rafael de Heredia, a 800 metros de la iglesia católica de esa comunidad.

“En Vanity Estética y Spa tenemos una misión muy clara y es ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes, donde se trabaja con ética y profesionalismo, pensando siempre en el bienestar físico y mental de nuestros clientes. Este es uno de los elementos diferenciadores de nuestra empresa y que ha permitido irnos posicionando cada vez más en el mercado estético nacional”, afirmó Pérez.

En la actualidad, el spa tiene un convenio comercial con el Hotel Santuario del Monte, ubicado carretera al Monte de la Cruz, en Heredia, en donde Vanity ofrece todos sus servicios de Spa, a los clientes de este hotel.

La emprendedora aseguró que, precisamente, a corto plazo, buscará fortalecer esta alianza comercial para facilitar el crecimiento conjunto de ambos negocios, en donde se construirá un sauna y una piscina de hidromasajes como complemento a los servicios que ya ofrecen.

De igual forma, otro de los servicios con los que se va a innovar en los próximos meses será la incorporación de tratamientos de estética corporal y facial. Además, el personal de Vanity Spa se mantiene en constante capacitación para poder ofrecer servicios de vanguardia.

“Precisamente en Vanity Estética y Spa nos caracterizamos por brindar un servicio de alta calidad y dar un seguimiento personalizado a cada uno de nuestros clientes y clientas de acuerdo con sus necesidades, procurando siempre que se sientan como en casa”, afirmó Pérez.

En cuanto a la realidad del país para iniciar un emprendimiento, para la empresaria, esta puede ser en ocasiones complicada, porque empezar un negocio desde cero, con poco capital de trabajo y poco asesoramiento en cuanto a trámites legales, contables y administrativos es un proceso complicado.

“Esa fue la realidad inicial de Vanity Estética y Spa. También el hecho de contar con poco capital para invertir en publicidad ha limitado el crecimiento sostenido del negocio. Sin embargo, si se trabaja arduamente y con amor en el negocio, este va a dar frutos y Vanity Spa es un caso de éxito, porque gracias a la confianza que tienen los clientes en nuestro trabajo hemos logrado crecer”, comentó la emprendedora.

No obstante, su emprendimiento también le ha dado enormes satisfacciones a su propietaria, Lis Pérez, y a su socio, Luis Rojas. “Las alegrías que nos ha dejado nuestro negocio radican principalmente en ver como nuestros clientes salen satisfechos y felices del Spa debido al servicio que recibieron, tal vez que llegaron con alguna dolencia o sumamente estresados, y que se van con una mejora notable en su salud y bienestar es muy satisfactorio, más cuando regresan y nos recomiendan con otras personas”, indicó la propietaria de Vanity Estética y Spa.

A pesar de las dificultades que se pueden padecer en el camino del emprendedurismo en el país, Pérez tiene un mensaje positivo para todas aquellas personas que tienen la inquietud de convertirse en emprendedores en el país.

“Como emprendedora les digo que no es un camino fácil, hay momentos tanto muy buenos como malos donde el agotamiento mental y físico no nos permite ver la solución a los problemas que se van presentando, pero siempre hay que poner todas las esperanzas en Dios, en primer lugar, y trabajar con amor, fé y perseverancia que mañana siempre será mejor”, concluyó Pérez.