El hipnótico dúo musical Reserva Fantasma ve la luz en plataformas digitales

Después de varios años recolectando inspiración, instrumentos y sonidos, Reserva Fantasma lanzó su primer sencillo el viernes 5 de Abril. La canción, titulada “ Ridera”, fue compuesta en conjunto con la cantante Curandera y forma parte del LP debut de la banda.

El dúo radicado en San José es conformado por el costarricense Andrés Saborío y el estadounidense Myles Karp, quienes se conocieron en 2008 como estudiantes en la Universidad de Pennsylvania y formalizaron su proyecto en 2017 cuando Myles se mudó a Costa Rica. Destacados multi-instrumentistas, diseñadores de sonido y productores, Saborío y Karp construyen su música con sonidos que van desde lo folclórico hasta lo psicodélico. A pesar de que la música de

Reserva Fantasma fluye libremente entre géneros y estilos, desde lo lento y meditativo hasta lo energético y bailable, la vibra que evoca la banda es siempre mística e hipnótica. El universo sónico que crean con su gran variedad de instrumentos, samples, experiencias culturales y sonidos es característicamente único.

“Ridera” fue compuesta por Saborío y Karp junto con su amiga Curandera , el nombre artístico de María José Herrero, quien presta su cautivadora voz en el sencillo. La canción incluye instrumentos tan diversos como la marimba folclórica, el repinique brasileño, sintetizadores, sonidos de la naturaleza, y guitarras eléctricas procesadas de manera experimental. La voz y letra de Curandera, al igual que su esencia, son a la vez relajadas pero cargadas de misticismo y pasión. El resultado de la colaboración es una cumbia oscura y profunda que cuenta con el hipnotismo de la música electrónica sin dejar de sentirse orgánica y natural.

Reserva Fantasma ha completado un proceso de casi dos años de grabación y producción de un LP de nueve canciones, el cual será lanzado unos pocos meses después del estreno de “Ridera”. El desarrollo del disco fue llevado a cabo en varios rincones de Costa Rica (incluyendo una cabaña de madera en las montañas de Grecia, la casa de los artistas en Los Yoses y Red Stag Studio de Mario Miranda) y en Los Ángeles, California en el estudio del productor estadounidense Adam Boukis

Además el disco cuenta con grabaciones realizadas en Nueva York, sonidos del bosque nuboso de Monteverde y un sinfín de elementos sonidos que Saborío y Karp han recolectado a través de sus travesías. Para Reserva Fantasma , la música es vida, y la vida es misteriosa, extraña e hipnotizante.