TND en el caribe: compromiso y alianzas  que impactan socialmente

  • Trabajo constante  y coordinación con ONGS y Asociaciones

  • Apoyo del sector privado mediante préstamo de instalaciones

  • Alianzas multiasistenciales permiten iniciar  investigaciones e impartir clases especiales

1-3.jpg

En días anteriores, Christopher Díaz, Director Artístico del Taller Nacional de Danza –programa que pertenece al Teatro Popular Melico Salazar- realizó una visita a la hermosa Limón, con el fin de conocer la labor que se desarrolla en el caribe y consolidar alianzas que fortalezcan la labor que se ha venido desarrollando en esta provincia.

Este es el caso del trabajo de Claudio Taylor, profesor destacado del TND en Limón, el cual está vinculado más al área social y humana con el proyecto “Casitas de Escucha” –perteneciente a la ONG Fundación Fundamente-, el cual se desarrolla en el centro de la comunidad de Cieneguita desde el 2016 y que atiende una población aproximada de 75 personas entre niños y adolescentes que van de los 7 años en adelante. Esta ONG cuenta también con el apoyo del PANI y el ICD, y cuenta con presencia en diferentes zonas del país.

“Para trabajar con los niños más pequeños se utilizan diferentes dinámicas para lograr mantener el interés y motivarlos a realizar las actividades que se programan para ellos. Toda la población que se atiende en este proyecto se encuentra en riesgo social con historias de vida difíciles, donde se normaliza la violencia como parte de su cotidianidad; y es por esta razón que lograr la unión de profesionales de diferentes áreas entre las que destacan psicólogos, maestros y especialistas en el arte del movimiento, ha venido a sumar de manera positiva dentro de la comunidad. Gracias a la labor que realiza Claudio en la comunidad es que la Fundación Fundamente, se interesó en integrarlo a este proyecto para lograr que los niños se vinculen a la danza y puedan por medio del movimiento canalizar sus emociones y descubrir que existen más opciones para expresarse sin utilizar la violencia” señaló Einder Arguello  de Fundación Fundamente.

Además, se realizó una visita a la sede de la UCR para observar la manera en la que se colabora con el trabajo que realiza la profesora de dicho ente, Haydee Jiménez y Claudio Taylor. En esta colaboración, un grupo de 30 estudiantes de todas las carreras, reciben un curso de Danza Afrocaribeña, con el fin de dar a conocer un poco más de las raíces limonenses.

Por otro lado, se mantiene un trabajo constante con un grupo de mujeres que integran la Asociación de Mujeres Afro del Caribe Costa Rica (AMACCR), la cual tiene 4 años de consolidada  y cuya coordinadora la Sra. Xinia Rose describe a continuación: “Nació con la intención de enseñar el valor de la descendencia y cultura Afro y que las mujeres pudieran desarrollar herramientas que tuvieran que ver con su cultura para retomar su descendencia. Está conformado por mujeres que han sufrido abandono, han sido víctimas de violencia, algunas son madres solteras, pero todas ellas han logrado encontrar en este espacio una manera de expresarse y poder compartir con otras mujeres sus experiencias de vida. Claudio llegó a esta asociación e integró un grupo rico en experiencias con 12 mujeres maduras de diferentes edades, al cual le enseña danza caribeña, esto sin que el cuido de sus hijos sean una limitante, dado que se les permite desarrollar su aprendizaje con la presencia de sus hijos en la clase”

Por último, el apoyo del sector privado ha venido a ser imprescindible en la labor de enseñanza que se realiza en Limón, esto gracias  al apoyo del señor Abraham Goldgewicht K., dueño del edificio patrimonial Pasaje Cristal, el cual alberga a un grupo de 15 jóvenes cuyas edades  van de los 15 a los 24 años, los cuales reciben formación en danza, teatro y expresión corporal por medio de esta iniciativa. Además, el trabajo que realiza el profesor Taylor a través de alianzas con otros profesionales del sector, permite que los estudiantes se vean beneficiados con diferentes tipos de clases impartidas por estos docentes invitados, como lo fue la clase impartida por el profesor mexicano Sergio Tenorio quien, durante dos semanas trabajó lecciones de creatividad y movimiento.

Finalmente, se ha logrado trabajar conjuntamente con María Victoria Morante, bailarina Afro-Argentina quien tiene como objetivo unir esfuerzos con el TND para realizar una investigación con relación a los lenguajes de movimientos afro-latinoamericanos y lograr de esta manera incentivar a la comunidad afro en la danza que los caracteriza.  Morante comentó que “esta invitación ha sido de suma importancia porque permite intercambiar culturas y me ha dejado conocer lo rico que es Limón culturalmente”. A este proyecto de investigación se le suma la colaboración que se logró con el señor Luis Ruiz de la Universidad Nacional, quien ha venido fusionando la danza afro-contemporánea con la música en vivo. Esta investigación pretende recuperar la identidad y engranar a Limón en la historia de la descendencia afro dentro de Costa Rica: “Es una responsabilidad de la institución involucrarse en la investigación de estos temas, nutrirse con la implementación de la música, porque bailar con música en vivo es danza viva y es fundamental saber porqué nos movemos de una forma específica”.

Christopher Díaz culminó satisfactoriamente la gira señalando: “El Taller Nacional de Danza está abarcando diferentes focos de atención en la población limonense por medio de distintas alianzas como lo son las ONG, asociaciones y sector privado, lo cual es imprescindible para la construcción de un circuito de trabajo que venga a consolidar, potencializar y reforzar el trabajo que se ha efectúa en la zona  por medio de nuestro destacado en el caribe Claudio Taylor. Es importante que esta labor tenga continuidad con el trabajo multiasistencial que se ha venido dando bajo el lema de la cultura afro limonense, además de impulsar la línea de investigación que es uno de los objetivos del taller”