100 jóvenes en condición de alto riesgo se insertan en el mercado laboral 

Kyle Grubb Picado es un joven limonense de 18 años, vecino de los Sitios de Moravia y recién graduado de Ingeniero de Software. Gracias a su gran talento y su dominio del idioma inglés logró colocarse hace pocos meses en la empresa AKAMAI; sin embargo, cumplir su sueño de ser ingeniero y navegar en el mundo del ciberespacio y la seguridad no le ha sido tarea fácil…

Kyle nació en el Centro de Limón, siendo el menor de 5 hermanos. Con el paso de los años, quizá inconscientemente, fue adquiriendo un gran gusto por la tecnología. En secundaria fue elegido como uno de los beneficiarios de la “Generación SOY CAMBIO-BID” de Fundación Monge, que le otorgaba una beca que incluía un apoyo económico mensual para gastos de estudio, un curso de inglés intensivo de 16 meses y distintos talleres, capacitaciones y eventos para el aprendizaje de las llamadas “Habilidades o Competencias del Siglo XXI,” que le han servido muchísimo para tener éxito en el mercado laboral desde un inicio.

Como este limonense, otros 139 jóvenes de Alajuela, Cartago, Heredia y San José han logrado colocarse en empleos asociados a las diversas áreas de la Economía del Conocimiento: Manufactura Avanzada, Ciencias de la Vida, Servicios y otros, gracias al apoyo y el seguimiento de Fundación Monge.

Desde más de 12 años, esta organización puso en marcha el Programa de Liderazgo Estudiantil y Empleabilidad llamado “SOY CAMBIO”, cuya intención desde sus inicios fue generar mejores condiciones y oportunidades para jóvenes en condiciones socioeconómicas complejas para que pudieran concluir de forma exitosa sus estudios de secundaria, perfeccionar su inglés y optar por una carrera técnica para insertarse de forma competitiva en el mercado laboral y generar movilidad social en sus familias.

“El proceso de acompañamiento que se le da a los beneficiarios de nuestro programa consiste en la guía de una profesional a cargo del seguimiento a las situaciones personales, educativas y posteriormente laborales que viven los jóvenes, con el fin de guiarlos y empoderarlos para que puedan concluir su secundaria y prepararse de la mejor manera para hacer la transición al mundo laboral. Nuestra misión finaliza hasta verlos colocados en empresas de conocimiento intensivo con un monitoreo a los seis meses posteriores a la inserción laboral”, explicó María Alejandra Bonilla, Coordinadora de Proyectos de Fundación Monge. 

Un perfil que los hace elegibles

Actualmente, 113 estudiantes son becados por Fundación Monge en las áreas de Diseño Gráfico Web, Soporte, Calidad, Electromecánica, Desarrollo de Software, Infraestructura y Telecomunicaciones y Animación Digital.

Recientemente 49 jóvenes se graduaron de un Técnico de Administración de Empresas y para el próximo mes de agosto se espera una promoción de 44 estudiantes de Diseño Gráfico Web, Calidad, Desarrollo de Software, Infraestructura y telecomunicaciones. Para diciembre de este año, Fundación Monge espera una tercera promoción de estudiantes graduados que oscila entre 70 jóvenes. 

“Varias son las fortalezas que destacan en los jóvenes del programa “Soy Cambio” que están próximos a graduarse; entre ellas las habilidades esenciales o “Competencias del Siglo XXI”, las cuáles son un pilar en la formación integral de nuestros jóvenes; entre ellas podemos mencionar Comunicación, Colaboración y Trabajo en Equipo, Pensamiento Crítico y Resolución de Problemas. Todas suman un valor agregado al perfil de estos muchachos que están pronto a emplearse”, añadió la Coordinadora de Proyectos de Fundación Monge.

Sin embargo, el dominio de una segunda lengua y una carrera técnica de alta demanda son elementos claves de la teoría del cambio de Fundación Monge. Esa es la razón por la que esta ONG se mantiene en constante investigación de los mercados laborales y las necesidades y exigencias que demandan las empresas y empleadores de la Economía del Conocimiento. 

“De igual forma buscamos generar acercamientos y alianzas con entes internacionales reconocidos que marcan la pauta en temas educativos y de innovación tecnológica. “De allí surge nuestro convenio con el BID y otras organizaciones público-privadas que suman a esta labor de poder guiar y contribuir de forma ágil no solo con los jóvenes a los que apoyamos con Soy Cambio; sino también a los que tenemos la oportunidad de extenderle nuestro apoyo como una meta país y que claramente tienen la necesidad de emplearse”, manifestó Lourdes Brizuela, Directora Ejecutiva de Fundación Monge. 

Brizuela agregó que Fundación Monge trabaja en la búsqueda de nuevas alianzas con organizaciones y empresas, con el fin de que para el 2020 se alcance una promoción del 100% de estudiantes egresados del programa insertos en el mercado laboral.