Recalentamiento del motor es uno de los principales desperfectos mecánicos en carrete

En vacaciones de medio periodo lectivo, muchas personas y familias aprovechan para ir de paseo, sin embargo pocas de ellas revisan  su vehículo previamente,  y desperfectos mecánicos como recalentamiento del motor, llantas estalladas y problemas en frenos los sorprenden en carretera.

Es por esto que Autopits recomienda realizar una revisión básica del vehículo antes de emprender cualquier viaje, en el  que se evalúen aspectos como el nivel de fluidos, llantas (incluida la de repuesto) y batería.

“El vehículo no puede pasar a segundo plano ya que es el medio de transporte que nos permite llegar hasta nuestro lugar de destino, por lo que es importante realizar una revisión básica que  no tarda más de quince minutos, pero que  puede marcar la diferencia y prevenir un accidente en carretera” afirmó Ricardo de la Peña, Experto Mecánico de Autopits.

El recalentamiento del motor y los problemas en los frenos en muchas ocasiones ocurren debido al mal estado y  la falta de mantenimiento  de fluidos como el coolant o refrigerante y el líquido de frenos, que normalmente tienen una vida útil de 6 meses.

Por lo que lo recomendable es  revisarlos con regularidad, ya que esto  ayuda a proteger el vehículo de las averías, daños mecánicos e incluso posibles accidentes.

Por otra parte, en las llantas no solo hay que verificar la presión, también se debe evaluar que no tengan cortes, abolladuras, perforaciones  ni desgaste irregular. Cuando las llantas no están bien balanceadas, el vehículo dará señales como ruidos, brincos y el volante vibra a velocidad media alta.

Esta revisión debe hacerse en las 5 llantas del vehículo, incluyendo la de repuesto ya que esta debe estar en excelentes condiciones para poder utilizarla como reemplazo en caso de un percance en carretera.

Un último elemento pero no menos importante es la batería,  sus fallos también son muy comunes entre las personas que se quedan “varadas” en carretera, por lo que se debe revisar la capacidad de arranque (CCA) y  que las conexiones estén suficientemente ajustadas y limpias.

“Cada uno de nosotros  podemos contribuir para que las carreteras sean seguras, por lo que invitamos a todos los que van a salir de vacaciones a que lo hagan conscientemente y que verifiquen llevar en buen estado el chaleco reflectivo, gata, llave y triángulos de emergencia” añadió de la Peña.