Descuido en la salud capilar masculina puede pasarle una cara factura a los papás

  • Geles, champúes no adecuados, aires acondicionados y exposición al sol sin el uso de termoprotectores dañan la hebra y el cuero cabelludo

Lavarse el cabello todos los días con champúes que no son los indicados para su género, utilizar geles que entre de sus ingredientes contengan alcohol o ceras cuya composición causa daños en la hebra, exponerse al aire acondicionado en sus trabajos o permanecer por horas bajo el sol sin la protección adecuada…

La salud capilar de los papás también puede verse afectada y dar cabida a enfermedades como pérdida de cabello (alopecia), psoriasis (descamación) y seborrea (secreción excesiva de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo).

Poco a poco, los varones comienzan a tomar consciencia sobre la importancia de cuidar su salud capilar. “Al hombre le cuesta entender que debe prestar mucha atención al cuido de su cabello, y eso se debe a un estigma social: muchos creen que los salones son un asunto de femineidad. ¡Están equivocados! Hombres y mujeres pueden padecer trastornos capilares, pero hay que entender que el varón tiene un PH y condiciones diferentes al de una chica”, explicó Johanna Tercero, estilista Máster en Color y Directora del Centro de Restauración Capilar que lleva su nombre.

La experta señaló que en materia de salud capilar masculina todavía hay mucho desconocimiento. Los malos hábitos de cuidado del cabello pueden adelantar la aparición de la calvicie. También habrá debilidad del folículo y problemas a nivel de cuero cabelludo, como caspa y alopecia (áreas de la cabeza que se quedan sin pelo).

Afortunadamente, algunos de estos efectos son reversibles, o al menos es posible detenerlos. Para eso, Johanna Tercero señala que es importante tomar en cuenta el historial médico del cliente. “Si es una causa degenerativa o hereditaria, es posible fortificar el folículo para detener la caída o alivianar los síntomas, que generalmente son escozor, enrojecimiento o exceso de grasa en el cuero cabelludo o en la hebra. Es importante invertir en medicina preventiva”, indicó.

En su Centro de Restauración Capilar promueven un “estilismo responsable” que combina salud con tendencias en cortes y coloración. Allí ponen en práctica un efectivo diagnóstico que busca, mediante preguntas, un conocimiento más profundo de aspectos anatómicos, médicos y patológicos antes de recomendar un tratamiento.

La estilista, por ejemplo, recomendó a las personas que se exponen al sol utilizar termoprotectores en spray (equivalentes a bloqueador solar) para proteger las hebras del cabello de los rayos UV, incluso si utilizan gorra. También recomendó el uso de geles que no quemen el cabello. Los geles con mucho alcohol opacan el cabello y lo queman poco a poco, abren la cutícula y producen cabellos porosos.

“Los papás deberían utilizar un champú especial para hombres en vez de optar por alguno comercial que use toda la familia. Ellos tienen necesidades diferentes. Ahora hay ceras que vienen con nutrientes y que ayudan a cuidar el cabello. Algunos papás se atreven a hacerse rayitos o coloraciones y requieren de mayores cuidados, máxime ahora que hay una tendencia al uso de cabello largo y por eso necesitan alisantes naturales que no dañen su hebra. Ahora es más frecuente recibir a papás que vienen con sus esposas y, mientras esperan, se atreven a hacerse un diagnóstico”, destacó.