Malas prácticas de conductores ticos restan vida al motor

Colocarle agua al radiador, cambiar la viscosidad del aceite, e ignorar la luz de check engine son prácticas que para los ticos parecen “inofensivas” y que en su mayoría se cometen por desconocimiento o error, sin embargo a largo plazo puede dañar lo más importante del vehículo, el motor.

“Los conductores debemos conocer nuestro vehículo y su funcionamiento, ya que usualmente ignoramos detalles como que  la vida útil de los aceites y líquidos es menor a los 6 meses, por lo que es de vital importancia  que los conductores realicen un mantenimiento preventivo, ya que  esto permitirá garantizar el buen estado del vehículo y evitará que se cometan este tipo de acciones” afirmó Ricardo de la Peña, Experto Mecánico de AutoPits

Preste atención a las malas prácticas más comunes detectadas por Autopits:

1.    Aplicarle agua al radiador: El uso del agua en vez de líquido refrigerante o coolant hará que el sistema de enfriamiento no funcione de forma eficaz, exponiendo a que el motor del vehículo trabaje a excesivas temperaturas y se recaliente. Además con el tiempo logrará que los conductos por donde pasa el agua se obstruyan debido al óxido  generado por sobrecalentamiento y fundiendo las piezas móviles del propulsor.

2.    Cambiarle la viscosidad al aceite: Antes de cambiar el aceite del motor debe tener en cuenta la ficha técnica del vehículo o el manual del usuario. La viscosidad del aceite debe ser la recomendada por el fabricante para su vehículo. En caso de que se cambie la viscosidad, se pueden presentar fallas en el motor por lubricación.

3.    Agregarle aditivos al aceite: Los aceites actuales cuentan con diferentes aditivos, antiespumantes, detergentes, entre otros aditivos importantes para el desempeño del motor, es por esto que al agregarle más sustancias complementarias, está rompiendo el equilibrio químico de los componentes, degradando el aceite y provocando que la efectividad de la lubricación disminuya significativamente.

4.    Reducir la velocidad en “muertos” (reductores de velocidad) o alcantarillas: Existen muchos conductores que suelen pasar un  “muerto” hueco o alcantarilla de mediana proporción sin reducir la velocidad, si bien el golpe que se produce no se siente demasiado en la cabina, en la zona posterior del auto (dónde está el cárter del motor) la intensidad del impacto es mayor y hasta puede causar severos daños no solo a nuestro vehículo sino al motor en sí, a la dirección, suspensión y  hasta el tren de rodaje

5.    Ignorar la luz de Check engine: El Check engine es clave para identificar problemas electrónicos y de funcionamiento en el motor, ya que indica si existe una falla grave, sin embargo si se omite ya sea por desconocimiento o por restar importancia, le podemos estar dándole un adiós al motor. El simple hecho de que se encienda significa que algo no anda bien con el motor y de no ser corregido de inmediato puede convertirse en una deficiencia de grandes proporciones y costosa reparación.