Camilo Rodríguez intentó detener demolición de un templo

IMG-20171106-WA0068.jpg

El periodista Camilo Rodríguez se amarró este domingo 5 de noviembre  a un templo que estaban a punto de demoler. Esto ocurrió en La Trinidad de Copey de Dota, cerca del Cerro de la Muerte. Esta semana empezaron a desarmar el templo por dentro. El periodista se amarró a este templo este domingo pues pensaban terminar la demolición, cosa que sucedió al final del día. Curiosamente, la construcción del templo inició un 5 de noviembre, en 1960. Rodríguez argumentaba que el templo es único en su estilo y que estaba en perfectas condiciones. Para ello, grabó vídeos dentro del templo y subió a la torre del edificio, utilizando las gradas.

Vecinos de la comunidad explicaron que la asociación de desarrollo demolió el templo pero que el terreno no le pertenece a esta sino a Temporalidades de La Iglesia Católica. Junto al templo está la escuela, que usa el inmueble como bodega.

Camilo Rodríguez mostró copias del plano del terreno donde está la Iglesia, y afirma que la escuela corrió los linderos varios metros. También mostró en vídeos que pusieron un servicio sanitario donde estuvo el altar, lo que considera algo vergonzoso e irrespetuoso.

 

Destruyen templo antiguo con un chapulín

-En tres meses, Dota perdió sus dos íconos arquitectónicos

A pesar de la protesta del periodista, la noche del 5 de noviembre, el templo en cuestión fue derribado con un chapulín. Curiosamente, se fue la luz eléctrica en el pueblo justo antes de que llegara la maquinaria y volvió el servicio eléctrico sólo unos minutos después de que la botaron. El templo cumplió ayer 56 años de construido. Y hoy se cumplen tres meses de la destrucción del otro ícono de este distrito, el templo de Copey (ambos templos estaban dentro de un solo distrito de Dota). El terreno donde quedan los restos del templo pertenece a Temporalidades de La Iglesia Católica. Sin embargo, se le atribuye la destrucción a la asociación de desarrollo de la comunidad. El terreno fue donado en 1960  por el señor Crispín Elizondo,  pionero de la comunidad.  Curiosamente, uno de sus hijos, Adolfo Elizondo, promovió la demolición del templo hace ocho años en un primer intento y hace cinco años en un segundo intento. En ambos casos, el periodista Camilo Rodríguez y un grupo de vecinos hicieron un movimiento de protesta con apoyo de la prensa. El otro personaje relacionado con el templo fue don Carlos Segura, quien fue su sacristán y mayordomo durante más de treinta años. De nuevo, curiosamente, entre los promotores de la demolición hace ocho años y hace cinco años figura una de sus nietas. La protesta más grande se dio ayer. El periodista se amarró al templo por tercera vez, treinta personas llegaron desde San José a apoyar la manifestación y una docena de vecinos les acompañaron en una vigilia de todo el día.

 

Asociación se comprometió a restaurarlo

Noily Prado, vecina de la comunidad, mostró una carta en la que la asociación de desarrollo se había comprometido a ayudar a la restauración del templo desde el año 2010. También denunció que la escuela había usurpado el terreno del templo y que usaban esta iglesia antigua como bodega del centro educativo.

En un video, denunciaron ayer que donde estuvo el altar del templo, tenían un servicio sanitario, algo que consideran sumamente irrespetuoso.

Y en otro video, el periodista aparece ayer subiendo las gradas y caminando por la torre del templo, con lo que quiso demostrar que la madera del templo estaba en perfectas condiciones

Desaparición de dos íconos

En un texto publicado por redes, el periodista Camilo Rodríguez comentó anoche que en sólo tres meses el cantón de Dota perdió sus dos íconos arquitectónicos. En el primer caso, fue un incendio. Ayer, en el cumpleaños número 56 de este edificio, fue la voluntad de unos vecinos. Camilo denunciará con un video la violencia de un vecino que llegó a incriminarlo con piedras en las manos y explicó que el templo tenía  importancia arquitectónica pues Costa Rica tuvo al menos cincuenta templos similares pero que este era el único que quedaba

Social, NewsMarta AguilarComment