Museo Nacional abre exhibición permanente para contarle la historia del proceso de contacto y conquista

Año 1502, un barco cargado con más de 100 hombres al mando de almirante español Cristobal Colón tocó tierra en la isla que los habitantes llamaban Quiribrí. Desde ese día, la historia de los pobladores de esa tierra cambió. Hoy conocemos a ese episodio de la historia de Costa Rica como la época de contacto y conquista y es el tema de la sala que a partir de este 26 de octubre el Museo Nacional inaugura de forma permanente.

Esta nueva exhibición es la segunda etapa de la exhibición “Historia de Costa Rica, siglos XVI-XXI”, inaugurada en febrero pasado y pretende dar al visitante un recorrido continuo entre la sala precolombina y esta nueva exhibición. La idea es que nuestros visitantes se familiaricen con que la historia de Costa Rica no empezó con la llegada de los españoles, sino desde hace más de 12 mil años atrás, según la evidencia científica, con los primeros habitantes. Explicó la antropóloga y Presidenta de la Junta del Museo, Ana Arias.

La inversión de esta nueva etapa es de 97 millones de colones. El área de 180 metros cuadrados se remodeló por completo, tanto en infraestructura como museografía.  A partir de su apertura, la colección expuesta en esta exhibición asciende a los 850 objetos.

MNCRContacto3.JPG

Una exquisita colección

Esta sala de Contacto y Conquista, muestra una exquisita colección de oro indígena, así como objetos representativos de la imposición de la religión católica a la que fueron sometidos los habitantes, tanto como otras evidencias encontradas en investigaciones arqueológicas y que dan fe de lo vivido durante el proceso.

Esta nueva etapa comprende cerca de 200 objetos, en los que, de forma comparativa, se muestra el estilo de vida que tenían los indígenas y el que les traían los conquistadores.

“El mensaje principal es mostrar a los visitantes la historia continua de Costa Rica, articular que la historia precolombina es nuestra historia, por eso se usan esas piezas para hablar de la guerra y la religión. Buscamos dar la continuidad” explicó Gabriela Villalobos, curadora e historiadora.

Con esta muestra se reabre la torre de oro, con un concepto y museografía diferente, “donde está presente una dualidad entre la concepción que se tenía sobre el oro desde el punto de vista de españoles e indígenas y es ahí donde tenemos objetos de sitios históricos donde se evidencia el intercambio del oro por cuentas y collares de poco valor económico”, agregó la curadora

La exhibición es permanente y se puede visitar en horario regular del Museo, de martes a sábado de 8.30 am a 4.30 pm y domingo de 9 am a 4.30 pm.

MNCRContacto2.JPG